El ahorro energético es un tema que integra más de un aspecto, básicamente porque es posible reducir el consumo eléctrico desde acciones tan simples o básicas como la cocina, debido a que, al emplear los métodos adecuados, evitamos necesitar algunos sistemas de producción eléctrica disponibles o realizar un abastecimiento constante de electricidad para el desarrollo de nuestras actividades.

La conducción de un vehículo no queda fuera de todo esto, ya que no solo es posible ahorrar energía con un coche eléctrico, sino que también los medios de transporte que utilizan otros tipos de combustibles pueden reducir el nivel de consumo de estos recursos notoriamente a través de acciones muy básicas derivadas de su uso.

¿Qué compañía de gas elegir?

Comprendemos que el ahorro energético no solo se trata de encontrar la compañía de gas más barata, porque, aunque el proveedor de nuestra preferencia nos ofrezca los costes más bajos del mercado, si no optimizamos su uso, los precios continuarán siendo elevados de igual manera aunque sea la compañía de gas más barata.


¿Cuáles son los requisitos para dar de alta el gas?

Es recomendable conocer cualquier tipo de detalle sobre un servicio. Por ejemplo, desde que una compañía nos informa sobre los requisitos para dar de alta el gas, debemos solicitar cualquier tipo de información que nos permita conocer sus tarifas y planes para ajustarlos a las necesidades de nuestro vehículo. Por supuesto, el precio para dar de alta el gas en Iberdrola es el mismo que en el resto de comercializadoras, por lo que para este trámite en concreto no afectará la compañía que elijas.


Trucos para ahorrar energía mientras se conduce fácilmente

El combustible de un vehículo puede ahorrarse de manera muy simple y permitir que su duración se prolongue durante más tiempo sin afectar la operatividad de sus funciones habituales. Estos son solo algunos trucos que permiten reducir el consumo energético de un coche:

1. Mantener los neumáticos en correcto estado. Cuando un coche o motocicleta cuenta con neumáticos deteriorados, el motor requiere de generar mayor fuerza para transitar de la manera correcta, debido a que las agarraderas o espacios de los neumáticos destinados a mantener la fijación adecuada no están en estado óptimo.

2. Conducir con las ventanas bajadas. Aprovechar el aire fresco y evitar el uso de la calefacción en el coche es una de las maneras más rápidas de ahorrar energía, básicamente porque se limitan las funciones del coche a solo hacer uso de las necesarias para transitar.

3. Cambiar el aceite. Cuando el aceite del motor ya no se encuentra en el estado óptimo para garantizar su funcionamiento, sucede que la operatividad del coche sea mucho más fuerte, necesitando un mayor nivel de consumo para continuar con su tránsito, por lo que es recomendable cambiar el aceite en el periodo adecuado.

4. Realizar las revisiones adecuadas al coche. Las revisiones periódicas del coche garantizan que su funcionamiento sea el adecuado. Por ello, mantener un monitoreo constante de cada una de sus partes permite que siempre mantenga una operatividad correcta y se evite el aumento del consumo energético.

¿Cómo saber más sobre ahorro energético al conducir?


En este enlace, encontrarás algunos consejos sobre ahorro energético mientras conduces que te ayudarán a lograr que el uso de tu vehículo no realice un consumo desmedido del combustible y permita ahorrar dinero y energía.

Ahorra energía mientras conduces